Cada vez que he estado en París el sentimiento es diferente, es como si nunca fuera la misma ciudad …pero a la vez esa ciudad maravillosa que enmarca toda historia que vivo si lo fuera…

París, la ciudad del amor, cuando llegue la primera vez me parecía tan irónico que la llamen así, recuerdo que llegue con el corazón destrozado y se me escurrían algunas lágrimas que hubiese preferido tragar. Para variar decidí hacer un viaje para poder alejarme y olvidarme de él (un chico del que estaba enamorada ya 6 meses), y eso si chicos viajar es la mejor terapia para el mal de amores; recuerdo que llegue a casa de Taty, ella vivía ya casi un año allá e insistía en que debía visitarla porque según ella yo estaba con la mente muy cerrada en Perú, y tenía razón ; por eso siempre les diré a todos viajen por favor. Cuando el taxi se detuvo me parecía una broma, sentí un silencio sepulcral por toda la calle … rato después Taty me explicó que en agosto la gente aún esta fuera porque en verano, están en alguna playa (Cannes, Mónaco, Saint tropez…etc), así que no les recomiendo ir en julio o agosto, es mucho más concurrido en abril, mayo o junio, que no hace tanto frío, sin embargo la gente local está allá y todas las discotecas y distracciones están abiertas ( lo que me distrae a mi por supuesto no quiero generalizar). Para despejarme un poco me puse muy guapa, mientras escuchaba salsa sensual y le cantaba a miles de kilometros a ese chico que nisiquiera me escribía, decidí cambiar mi actitud y salimos a conquistar el mundo, caminamos a Champs Élysées, que estaba a pocas cuadras de la casa; realmente me llene de emoción, al fin caí en cuenta que estaba ahí, en el lugar donde vi tantas fotos y películas, del que escuché tantas veces hablar e imaginaba mil cosas, y ahí estaba yo sin creérmelo, hice un video en Arc de Triomphe masticando el poco francés que recordaba y caminamos ida y vuelta mirando a toda esa gente extraña (para mí) … es que si hay un lugar cosmopolita ese es París ( bueno New York también, ya les contaré en otro post ) puedes ver árabes con turbantes cubriéndose todo el rostro y de las cuales solo lograba ver sus hermosas carteras Hermes, Louis Vuitton o Chanel (que se las envidiaba; pero después veía que no podían ni descubrirse el cabello en tremendo sol, y se me pasaba), o sentarme en una cafetería y charlar con una japonesa modelo de alta costura de esas de los comerciales de Benetton ; o simplemente observar un fotógrafo afroamericano hacer sus mejores tomas, siempre hay algo hermoso que ver por donde gires, eso no ha cambiado en todas mis visitas.

Aquella vez hacía calor y eso era algo que me ponía de buen humor, pero estar en una ciudad tan romántica en momento de desamores, era un poco deprimente (y encima llegó por twitter la noticia de que el chico que tanto quería había sido visto almorzando con otra, fue lo peor, recuerdo que ese día fue el ultimo que lloré por él), así que cambie mi actitud deje de ver lo que pasaba en Perú, me seque las lágrimas y salimos fue muy fácil hacer nuevos amigos y me fui olvidando de mi penas, ir a cenar , tomar unos tragos y terminar de disco fue muy divertido, ahora les doy algunas recomendaciones personales. Aunque puedo decir que París no es mi lugar favorito para comer, encontré algunos restaurantes que me gustaron mucho, Kong, Buddha bar, y en los hoteles Costes , Plaza Athena y el bar del hotel Regine donde nunca hay pierde y además se arma un ambiente lindo para hacer previos, el lugar que me recomendaron y la verdad no lo recomendaría es el restaurant que está dentro del hotel Ritz llamado Léspadon, amenos para cenar, tiene otros ambientes para exquisitos desayunos y meriendas; pero la cena es super cara y super desagradable, debo salvar que la atención es muy buena, con mi paladar peruano que sabe mucho de comida, esas son mis recomendaciones.

Si de salir por la noche se trata, París en buena temporada es una de mis ciudades favoritas ,me encanto el show de Drag Queens la puesta en escena, los trajes, la temática y sobre todo es divertido, porque interactúan mucho con el público y uno se divierte sin estar sentado y aplaudiendo nada más; además creo que el clásico show de Mouling Rouge es imperdible, recuerdo que de pequeña vi un documental de este y pensaba en lo lindo que debe ser bailar ahí, son unas bailarinas geniales , eso en cuanto a shows y la verdad que me falta ir a muchísimos. En cuanto a discotecas, me gusta L’Arc, Heritage , Le Matignon ( que esta espectacular para cenar previamente) , Raspoutine y Vip Room, aunque sin necesidad de ir a un club , en esta ciudad puedes entrar a cualquier bar y pasártela increíble conociendo gente de todas partes del mundo.

Nose que tipo de viajeros sean ustedes, yo creo que tengo 3 formas de viajar que ya les compartiré en otro post, pero seas el tipo de viajero que seas, les recomiendo siempre hacer un poco de turismo en los museos o tomar esos buses de tour y recorrer los lugares de interés al menos en esta ciudad tienes que entrar a un par de museos y recorrer el rió Sena.

Siempre hay algo que hacer en París y estoy segura de que volveré tantas veces como pueda ( porque con www.mevoydeviaje.com viajo de la mejor manera ) y sin el corazón roto … y quien sabe termine poniendo un candado en el puente.

septiembre 12, 2017

Muy buenas fotos las tengo guardadas en mi Instagram bella como siempre y me alegro que ya no sufras por amor porque ustedes merecen siempre tener una sonrisa en el rostro , te adoro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.