Category Blog
No es extraño ver a tus amigas sufriendo por amor, contándote lo mal que se sienten o ser tú la que se siente morir cuando acaba una relación… ¿te pasa esto a menudo? Ir contando tu desgracia y tu mala suerte para el amor hasta que empiezas a pensar si eres un imán que atrae a los hombres insensibles y mujeriegos que siempre terminan haciéndote sufrir. Así me sentía yo.

Para empezar, tengo que decir que pienso que la culpa de tu sufrimiento no se la adjudicaría a ningún hombre si no a ti misma. Tengas la edad que tengas, tú eliges con quien entablar una relación y eliges permitir ciertos tratos, ya sea que te hagan sentir una reina o te sientas la mujer más infeliz que solo es un tapete para pisotear (como decía Sherry Argov en su libro “Porque los hombres aman a las cabronas”).

Probablemente si vas al psicólogo a contarle tu mala suerte con los hombres en tu primera terapia te diga: “tú los eliges, el patrón repetitivo viene de ti no de ellos” y luego te explicará sobre la dependencia afectiva y demás temas… algún día les hablare de eso. No todas las chicas pasan por este tipo de relaciones toxicas ni terminan tomando pastillas para dormir, en verdad me alegra que muchas sepan valorarse y hayan crecido con un gran amor propio, pero sé que hay una gran cantidad de mujeres que aman demasiado (quizás hayas leído ese libro de Robin Norwood) y no tienen por qué ser un fracaso en el amor por siempre, créeme, se puede parar la “maldición” y no solo leyendo libros de autoayuda o yendo al psicólogo, sino tomando la decisión.

Hace un tiempo leí un direct message en Instagram de una chica preguntándome cómo podía haber superado tanto sufrimiento en una relación, que le diga qué hacer porque no podía soportar su ruptura. Creo que si de malas experiencias se trata yo tengo varias que contarles y si de mis errores alguien puede sacar algo bueno para no repetir me parece genial. Siempre me considere muy torpe en el amor y es que siempre fui enamoradiza y fácil de ilusionar, bueno eso cuando era adolescente, ya después la triste realidad y continuas decepciones me hicieron pisar tierra, tuve experiencias trágicas, otras muy tristes o absurdas por equivocarme tanto y confiar, pero empiezo a pensar que todo fue un proceso para llegar a sentirme tan segura como me siento hoy. No tienes que pasar por tan duro proceso si en vez de amar a alguien primero logras amarte a ti misma y sé que seguro oíste esa frase antes, pero si estás sufriendo es porque no la pones en práctica y estás esforzándote de más en relaciones que te lastiman, dando todo para otra persona y poco para ti misma. Ese fue mi error muchas veces( hasta me plantaban con la comida hecha y un esfuerzo de 3 horas), no sé si el tuyo también pero por lo general cuando te enamoras mal dejas tus cosas de lado para estar pendiente de tu pareja, entonces te vuelves muy disponible: le cocinas, le haces sorpresas, le escribes, le haces masajes… según tú eres la novia perfecta, pero con el tiempo te das cuenta que lo que hacías era alejarlo cada vez más . Y luego de que dejaste todo lo que hacías cuando eras soltera, como ver a tus amigas o tomar clases de yoga o ir de shopping sola para acostumbrarte a hacerlo todo en pareja, comprendes que solo te alejó de tu mundo, mientras que él mantuvo su vida regular y te dió solo una parte de ella, te sientes vacía y sientes que él te hace falta en todo y hasta le lloras por atención-por favor no le llores a un hombre en este caso- y probablemente a él ya no le hagas falta porque hay otra chica nueva que conquistar que lo mantiene con misterio y no es tan accesible como tú… y pues estará interesado en conocerla. No quiero decir que esto pase siempre, pero son cosas que me han pasado a mí y muchas amigas cercanas, además la verdad es que a algunas les sigue pasando, pero hay muchas alertas para darte cuenta si estás con un hombre que vale la pena (debería ser vale la alegría, pero así es el dicho), yo tomo en cuenta por ejemplo:

  1. Alguien que te ama jamás te va a ocultar: no hay excusa que valga, quien te valora te lleva de la mano con orgullo y te “legaliza” (como diríamos en Perú) frente a amigos y familiares. Eso de salientes, estamos en algo o no saber que son solo te trae inestabilidad emocional y a veces pasa por empezar las cosas de la manera equivocada,
  2.  Un verdadero hombre no te levanta la mano, ni te insulta ni te humilla: si alguien te golpeo y después viene con el arrepentimiento más profundo del mundo a llorar, créeme no va a cambiar … ya pasé por eso más de una vez y no funcionara es mejor que te alejes
  3.  El que quiere puede; quizás tengas un novio muy ocupado y trabajador y es probable que no te pueda ver todo el tiempo, pero no hay excusa para no enviarte un mensaje o un corto audio el que te quiere de verdad, encontrara la manera
  4. Y para terminar el que te saca la vuelta una vez lo hará de nuevo, no todos, pero si la mayoría ese es un tema muy largo para hablar, pero no te permitas ser la incondicional de nadie siempre existirá un hombre que te valore y no te engañe con otras, o al menos que nunca te enteres jaja.

Ámate primero a ti, enfócate en trazarte objetivos personales positivos que nada ni nadie los cambie y valórate para ser valorada por otros.